otilioPocas personas tienen el conocimiento de que los efectos del contrato de trabajo pueden suspenderse, quedando así el trabajador liberado de prestar sus servicios y el empleador de pagar la retribución convenida, salvo disposición contraria de la ley, convenio colectivo de condiciones de trabajo o el mismo contrato, esto sin implicar la terminación del contrato ni compromete la responsabilidad de las partes.

Las causas que dispone el Código de Trabajo de la Republica Dominicana para la suspensión de los efectos del contrato laboral están contenidas en su Art.51, dentro de las cuales podemos encontrar:

1-      El mutuo consentimiento de las partes.

2-      El descanso por maternidad de la mujer trabajadora, según lo dispuesto en el artículo 236.

3-      El hecho de que el trabajador esté cumpliendo obligaciones legales que lo imposibiliten temporalmente para prestar sus servicios al empleador.

4-      El caso fortuito o de fuerza mayor, siempre y cuando tenga como consecuencia necesaria, inmediata y directa la interrupción temporal de las faenas.

5-      La detención, arresto o prisión preventiva del trabajador, seguida o no de libertad provisional hasta la fecha en que sea irrevocable la sentencia definitiva, siempre que lo absuelva o descargue o que lo condene únicamente a penas pecuniarias, sin perjuicio de lo previsto en el artículo 88 ordinal 18.

6-      Entre otras (Ver Art.51).

Además de estas el Art.54 dispone de otra causa para la suspensión de los efectos, dispone que el empleador está obligado a conceder al trabajador cinco días de licencia con disfrute de salario, con motivo de la celebración del matrimonio de éste, tres días, en los casos de fallecimiento de cualquiera de sus abuelos, padres e hijos, o de su compañera, y dos días para el caso de alumbramiento de la esposa o de la compañera debidamente registrada en la empresa.

La suspensión surte efecto desde el día que se produce el hecho o causa que la origina, teniendo así el trabajador la obligación de notificar en un plazo de 24 horas, a su empleador la causa y por consecuente la suspensión de los efectos del contrato de trabajo.

De la misma manera la suspensión cesa con la causa que la ha generado, y el trabajador quedara sujeto a las faltas de ausencia injustificada, si no asiste el día en que cesa la causa de la suspensión.