Protección ocular

En nuestros lugares de trabajo debemos usar lentes o visores con diversos filtros que evitan las radiaciones, o simplemente lentes para sol.

jennifer

Les recordamos a nuestros lectores que la vista es uno de los sentidos más necesarios para nuestro desempeño en la vida. Si nos pusiéramos a hablar de todas las ventajas que tenemos con el don de la vista, sería interminable.

A continuación, los tipos de lesiones que podemos recibir en nuestros lugares de trabajo.

Tipos de lesiones

La protección adecuada para los ojos depende del tipo de riesgo existente en el lugar de trabajo. Las lesiones a los ojos se dividen en tres categorías:

• Físicas

• Químicas

• Térmicas

 Físicas

De acuerdo con el  Bureau of Labor Statistics, casi el 70% de los daños por causas físicas a los ojos son el resultado de objetos que caen o salen volando, o chispas que golpean el ojo. Otras lesiones fueron ocasionadas por objetos que columpiaban de una posición fija (ramas de árboles, cuerdas/sogas, cadenas o herramientas).

Para protegerse del riesgo de impactos fuertes es necesario usar lentes de seguridad o anteojos protectores (gafas o goggles), con lentes de policarbonato, los cuales son los más resistentes al impacto. Mientras que los anteojos protectores ofrecen una mayor protección total, los lentes de seguridad con protección lateral pueden ser la mejor opción si la labor requiere de amplia visión lateral. Los trabajadores que necesitan corrección de visión pueden comprar anteojos con lentes de policarbonato.

Las partículas pequeñas de movimiento rápido, como son los desechos generados al lijar, moler, partir o al realizar trabajos similares, son la causa más común de lesiones a los ojos. Una partícula que se mueve rápido, más pequeña que un grano de arena, puede llegar a causar mucho daño a un ojo sin protección. Aún las partículas pequeñas que se mueven lentamente, como por ejemplo el polvo, pueden rayar la superficie del ojo.

Los lentes de plástico y policarbonato son altamente resistentes a impactos, pero menos resistentes a rayaduras en comparación con los lentes de vidrio. Si bien los riesgos derivados de la exposición a partículas rápidas exigen el uso de lentes de seguridad o anteojos protectores, debe tomarse en cuenta además la resistencia a las rayaduras. Los lentes de vidrio se harán pedazos con un golpe fuerte, pero resisten mejor que otros lentes las rayaduras causadas por el polvo y la arena. Algunos lentes de policarbonato cuentan con una cubierta resistente a rayaduras para protegerlos de los riesgos tanto de golpes fuertes como de partículas finas.

Químicas

Las exposiciones químicas conforman una quinta parte de las lesiones a los ojos.   El daño a los ojos debido a alcalinos o ácidos cáusticos puede ser extremadamente grave. El hidróxido de sodio (soda cáustica, lejía) empieza a destruir el tejido del ojo dentro de un décimo de segundo. Los “irritantes” químicos son menos severos. El trabajo con químicos expone a los ojos a salpicaduras, vapores, y humos.

La mejor protección para los ojos al trabajar con químicos es el uso de anteojos protectores de seguridad con ventilación directa. Los anteojos protectores de seguridad proporcionan una buena protección para los ojos contra peligros provenien­tes de distintas direcciones. Los ambientes extremadamente peligrosos requieren del uso de anteojos protectores con ven­tilación indirecta y es necesario que estén recubiertos con un agente antiempañante.

Térmicas

Un visor es la mejor protección contra el calor. Son preferibles los visores de acetato u otros visores de plástico flexible que puedan cubrir la cara y el cuello. Siempre utilice lentes de seguridad o anteojos protectores abajo del visor. Bajo un calor extremo o en ambientes de luz concentrada puede ser necesario un casco de soldador.

Prevención

Para prevenir lesiones a los ojos en el lugar de trabajo, se debe llevar a cabo un análisis profundo de las operaciones de la planta. Se deben revisar las áreas de trabajo, rutas de acceso y el equipo, poniendo énfasis en los riesgos de una lesión a los ojos.  También, se deben identificar las labores y áreas que presentan riesgos potenciales para los ojos a través de la revisión de los registros de accidentes y lesiones a los ojos. Una vez que los peligros hayan sido identificados, las lesiones a los ojos pueden prevenirse mediante:

• Adiestramiento

• Mantenimiento del equipo

Consejos

La protección de los ojos es obligatoria cuando existe un riesgo de lesión a los ojos por partículas, químicos y chispas de soldadura.

ü   La protección básica consiste en lentes de seguridad con laterales. Si usted utiliza lentes para corregir la visión, podrá pedir lentes graduados con laterales.

ü   Si se realiza el trabajo al aire libre, deben usar lentes de seguridad con protección ultravioleta (UV) para protegerse de los rayos del sol.

ü   La compañía es la responsable de proveer los lentes de seguridad.

ü  Debe usar lentes certificados, ya sea bajo las normas Europeas o Americanas

ü  Si los lentes de seguridad son los adecuados para usted, su visión no deberá ser borrosa ni distorsionada. Si le duele la cabeza, o se le cansan los ojos, puede que tenga problemas de la vista.

ü  Debe utilizar lentes de seguridad aún cuando esté usando máscara o casco de soldador, porque cuando levante el casco o la máscara, quedará expuesto a recibir en los ojos alguna otra partícula, polvo o sustancia peligrosa.

ü   Algunas tareas requieren de una protección mayor a la de los lentes con laterales. Recuerde que la protección debe ser de acuerdo al riesgo.

ü   Las condiciones especiales del ambiente de trabajo determinarán la protección adecuada para los ojos.

ü  Hágase un examen de la vista y ojos cada dos años para asegurarse que no tenga problema, o que si lo tenía no se haya agravado.

Share this post:

Recent Posts

Leave a Comment