shutterstock_50376667_opt

Este examen te permite saber si la carrera que elegiste está acorde a tu perfil, pues se determina los aprendizajes, destrezas, conocimientos, fluidez y proyección mentales.

Por Kathia Hernández

Al inscribirte en los estudios superiores, las universidades te asignan una fecha para que vayas a tomar la Prueba de Orientación y Medición Académica, mejor conocida como POMA.

Muchos se ponen nerviosos porque piensan que este examen es para aprobarlos o desaprobarlos en la institución académica, pero no es así. La POMA se utiliza para que conozcas si la carrera que elegiste es la indicada para tu persona y tu futuro.

Este examen es el mismo para todos los nuevos estudiantes universitarios, y la psicología que está plasmada en los cuadernillos -parecidos a los de la Pruebas Nacionales-, manifestará por medio de los resultados, qué tipo de personas eres, tus habilidades y en qué área puedes desempeñarte mejor.

La Ley de Educación Superior 139-01, en su artículo 59, establece que esta prueba diagnóstica inicial de orientación y medición, previo al ingreso a la educación superior, es responsabilidad del Ministerio de Educación Superior Ciencia y Tecnología (Mescyt).

La POMA es de carácter obligatorio y los resultados de la prueba son proporcionados a todas las casas de altos estudios, para que puedan ser utilizados en los análisis internos de la institución.

Esta prueba permite identificar los conceptos verbales o palabras, matemáticos o números, estructuras perceptivas o figuras y valoración de conductas o comportamientos.

Autor admin